Dr. Jose Mario Dorantes Rodríguez, Ortopedista y Traumatólogo

Ortopedista y Traumatólogo

Lumbalgia

 El dolor de espalda (lumbalgia) es la causa más frecuente de incapacidad en pacientes mayores de 45 años, la mayor parte de las lumbalgias corresponden a un sobreesfuerzo, y son autolimitadas, es decir, mejoran solas, las llamamos lumbalgias mecánicas.  Existen causas  graves de dolor lumbar    que  pueden requerir  tratamiento inmediato (traumatismo, infecciones, tumores,)  por lo que se debe realizar  historia  clínica  y exploración física para  identificar estas  causas  graves. Algunos de estos factores de riesgo son: Primer episodio de dolor en menores de 20 años o mayores de 55 años, déficit neurológico difuso, dolor que no mejora con el descanso ni se condiciona por posturas, dolor exclusivamente dorsal, deformidad estructural aparente, antecedente de traumatismo reciente, perdida de peso no explicada.

La mayoría de pacientes con dolor lumbar sin factor de riesgo mejorara en un lapso de un mes, por lo que el tratamiento es conservador y sintomático (Paracetamol, AINES, Relajantes musculares) se recomienda continuar con actividades diarias normales, ejercicio a partir de la 2-6 semanas, fisioterapia.

NO SE RECOMIENDA: Esteroides, AINES tópicos, laser, ultrasonido, masajes, acupuntura, ozonoterapia.

Si el dolor persiste por más de 12 semanas (3 meses), el dolor lumbar es crónico y si este es intenso e invalidante y de larga evolución puede ser necesario el tratamiento quirúrgico como último recurso.

Lumbociática

Este término se utiliza para describir el dolor lumbar que irradia hacia el miembro inferior, sugiriendo una compresión de una raíz nerviosa, la causa más común de este padecimiento es la hernia discal lumbar. La  hernia lumbar  comprime los  elementos nerviosos que discurren por el canal medular, y  puede dar  lugar  a una  radiculopatia (compresión dela raíz  nerviosa) o  mielopatia (compresión de medula espinal), Los pacientes  pueden presentar trastornos sensitivos  (hipoestesias y parestesias), o alteración de los reflejos,  e incluso déficit motor,  El diagnostico es en base a historia clínica y exploración física  dentro de los estudios de imagen es la resonancia magnética nuclear el de elección,  también es útil la electromiografía.

El Tratamiento de inicio es conservador siguiendo las medidas mencionadas en tratamiento de lumbalgia, si no mejora o existe compresión nerviosa importante está indicado el tratamiento quirúrgico. (ver sección de casos clínicos).