Dr. Jose Mario Dorantes Rodríguez, Ortopedista y Traumatólogo

Ortopedista y Traumatólogo

La artroscopía es un procedimiento médico que utiliza un sistema óptico para poder ver en el interior los problemas articulares.

Esta técnica puede ser utilizada en hombro, rodilla, codo, muñeca, dedos, cadera y tobillo, por medio de la artroscopía el cirujano puede pasar pequeños instrumentos para revisar, retirar, reparar o reconstruir partes dañadas de la articulación.

Fuentes de dolor articular:
Lesiones, enfermedades, desgaste.

Articulación de tobillo:
Las lesiones muy frecuentes de tobillo son esguinces de moderados a severos, los más graves a veces quirúrgicos.

Articulación de hombro:
Los tendones musculares se inflaman, debilitan o se rompen. El desarrollo excesivo de la membrana sinovial común en artritis reumatoide, puede atraparse y presionarse entre los extremos de los huesos.

Lesión del ligamento cruzado anterior:
Esta lesión es la más frecuente y se repara por medio de injertos del mismo paciente. Existen diversas técnicas, los cartílagos se reparan realizando limpiezas y rasurados de la articulación para provocar la cicatrización.

Menú principal